Compartir

La Empresa Pública Petroecuador informó que se cumple en forma regular con la entrega de derivados de petróleo, desde sus refinerías terminales y depósitos, atendiendo la demanda necesaria de gasolina y diésel que tiene el país.

El Telégrafo

A través de un comunicado, la entidad advirtió que se avanza “de forma acelerada” en la mejora de la calidad de la gasolina súper.

 Este proceso se cumple luego del anuncio del presidente Lenín Moreno, sobre el incremento del valor de la gasolina súper de $ 2,32 a $ 2,98, así como el aumento en el octanaje de 90 a 92.

Para ello, las Refinerías de Esmeraldas y de La Libertad cumplen con el proceso de incremento de octanaje a través del blending de naftas (mezcla de componentes). Al momento se alcanzó un 56,9 % de despacho del combustible mejorado a 92 octanos en los terminales de Petroecuador. En un lapso de 15 días se completará el proceso.

La Agencia de Regulación de Hidrocarburos (ARCH) desplegó un completo operativo en todo el país para verificar el normal abastecimiento de combustible desde los terminales a las comercializadoras, transporte de combustible en autotanques hacia las 1.098 estaciones servicio y así garantizar la venta de gasolinas y diésel al consumidor final.