Phil Collins demandó legalmente a su ex esposa y al actual marido de ella, alegando que la pareja invadió a la fuerza su casa en Miami Beach, valorada en 40 millones de dólares, y contrató guardias armados para mantenerlo fuera de la propiedad.

Instagram Oficial

Los documentos legales de la demanda, a los que EFE tuvo acceso, fueron introducidos en el tribunal del condado de Miami el miércoles de la semana pasada.

También te puede interesar: Aleks Syntek arremete contra de la plataforma de TikTok

Allí, Collins asegura que su ex mujer Orianne Cevey Collins Mejjati Bates y su esposo Thomas Bates, se “han negado a salir” de la vivienda, que es propiedad del artista. En la demanda, los abogados del cantante se refieren a los Bates como “invasores” y dicen que Collins teme que la pareja o sus agentes “saquen, escondan o destruyan” objetos de valor y otros que son de su propiedad y están en la casa.

Lee la nota original: https://bit.ly/3jiaTtC