Compartir

Según Moreno, esta inclusión del plan Toda Una Vida presupone garantizar derechos, pero no se puede hablar de ellos si no se erradican todas las formas de violencia.

Secom

El presidente Lenín Moreno llegó ayer, 20 de septiembre de 2017, a la 72ª Asamblea de las Naciones Unidas. Su debut como Mandatario en este organismo internacional tuvo una duración de apenas 16 minutos. La organización de esta Asamblea tuvo que adecuar el podio desde donde habló Moreno. Y fue desde allí donde presentó al Ecuador como un país que se ha preocupado por las personas con discapacidades.

Moreno agradeció los arreglos que hicieron para que pudiera dirigirse a los otros presidentes del mundo, en el hemiciclo de la ONU. En un mundo que tiene “mil millones de discapacitados”, el Presidente se mostró “optimista: tenemos toda la capacidad de encontrar soluciones. Es cuestión de decisión política”.

Moreno se congratuló con la coincidencia de la filosofía de su Gobierno con el tema de esta conferencia de la ONU, “centrado en las personas, por la paz y una vida decente para todos, en un planeta sostenible, en el que construimos cada día la paz”. Por eso expuso sintéticamente la política emblemática de su gestión: el plan Toda Una Vida.

Fuente: El Comercio