Compartir

Una investigación reveló ocho aplicaciones que escondían detrás un esquema para generar tráfico falso.

Shutterstock