Compartir

La Reserva Federal de Estados Unidos dio un golpe de timón este miércoles y, por primera vez en nueve años, aumentó la tasa de interés que era casi nula para sostener a la mayor economía mundial.

La tasa interbancaria, que desde 2008 estaba entre 0 y 0,25%, fue aumentada en un cuarto de punto porcentual y quedó en un rango de entre 0,25% y 0,50%.

El comité dijo que futuros aumentos serán graduales y espera que a fines de 2016 la tasa sea de 1,4%.

Tras la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos, el euro cayó levemente ante el dólar y Wall Street mantenía. Hacia las 19H05 GMT el euro cotizaba a 1,0910 dólares, contra 1,0930 del cierre del martes.

En la Bolsa de Nueva York, en tanto, el índice Dow Jones ganaba 111,77 puntos (0,64%) a 17.636,68 puntos.

Esta decisión impacta directamente en los países dólarizados de América Latina como Ecuador, Panamá y El Salvador donde las exportaciones se encarecen restando competitividad a estos países, además, aumentan las importaciones afectando a la industria nacional.

La situación también impacta en el precio del barril del petróleo que se ubicó este miércoles en 35,52 dóalres  en el New York Mercantile Exchange (Nymex). Es su menor valor desde febrero de 2009.