Compartir

Estamos a poco del partido más importante de la historia del fútbol argentino. River Plate y Boca Juniors definirán en el estadio Monumental de Buenos Aires el ganador de la Copa Libertadores de América, el torneo de clubes más prestigioso de América.

EFE

Aún no se saben los equipos titulares y todo indica que no se revelarán hasta apenas unas horas antes de que comience a rodar el balón.

Pero lo cierto es que la trascendencia de este choque tiene a Buenos Aires paralizado y en máxima alerta en cuestión de seguridad.

Final de infarto y una rivalidad con historia

Según Jorge Tartaglione, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, un Boca vs. River aumenta 30% las posibilidades de sufrir un infarto por la angustia y el dramatismo que genera en los hinchas.

El club River Plate informó que en el estadio y sus alrededores habrá:

-9 ambulancias de alta complejidad

-24 puestos sanitarios con 35 médicos

-17 enfermeros

-45 camilleros

Boca Juniors y River Plate se enfrentarán en una final de la Copa Libertadores por primera vez en la historia. A pesar de ser vistas como instituciones antagónicas, sus orígenes son más similares de lo que varios puedan imaginar.

La pasión xeneize antes de la final
Pero si Boca finalmente se consagra campeón, ¿dónde festejarán sus hinchas?

Este jueves La Bombonera se llenó de hinchas para un entrenamiento del equipo. El presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, decidió hacer una práctica a puertas abiertas para que los hinchas puedan disfrutar antes del superclásico. Debido a la gran cantidad de fantásticos que atendieron, el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires clausuró a La Bombonera.

Según el diario Clarín, “nunca ningún equipo del mundo juntó tanta gente para un entrenamiento”. Más allá de los 50.000 en las tribunas desbordadas (tiene como capacidad máxima 49.000), hubo alrededor de 10.000 afuera, según las estimaciones de la conducción de Boca. El récord anterior le pertenecía al Monterrey de México, en 2017, con 31.853 personas.

El secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro aseguró “es fácil el levantamiento de esta clausura”. Por otro lado, el funcionario habló del plan para atender los festejos en el Obelisco, un lugar icónico donde se juntan los argentinos a celebrar la victoria de su equipo futbolístico.

Fuente: CNN, aliado estratégico de FM MUNDO