Compartir

Con la lectura de la lista de cerca de 200 convocados inició la diligencia de reconstrucción de los hechos del rescate del expresidente de la República, Rafael Correa, la noche del 30 de septiembre de 2010 (30S).

El Telégrafo

El fiscal Fabián Salazar, quien investiga la muerte del policía Froilán Jiménez durante el rescate, confirmó que asistieron los siete oficiales que dirigieron el operativo así como el Gral. Luis Castro, quien lo comandó. De los 56 voluntarios o personal de tropa, que también participaron en esa jornada, no asistieron todos. Sin embargo, dispuso el desarrollo de la diligencia, para lo cual fue cerrado el tráfico vehicular en los alrededores del Hospital de la Policía, ubicado en la avenida Mariana de Jesús. A la prensa la ubicaron en un sitio al pie de la casa de salud. “De esta pericia se espera definir quién fue el autor del disparo de fusil que cegó la vida de Jiménez”, dijo Edwin Romero, abogado de la familia del fallecido. El Fiscal señaló que en la reconstrucción de los hechos se revisará paso a paso los momentos y los convocados darán su versión sobre la participación que tuvieron. Por cuestiones investigativas, la prensa está prohibida de grabar o filmar la reconstrucción de los hechos.

El abogado del Gral. Castro, Wilson Velasteguí, indicó que su defendido informará sobre lo que hizo, pero aclaró que en el rescate no estuvo en la salida del exmandatario, sino agazapado entre el hospital y el regimiento Quito, con una radio impartiendo instrucciones, por lo que su aporte no será mayor. No se confirmó cuánto tiempo durará la diligencia, pero se estima que será algunas horas. A esta jornada también asistió, pero no participa, un grupo de militares que respalda a sus compañeros que han sido procesados. Un grupo de peritos colaboran en este evento mientras que personal de la policía resguarda la zona. En este momento, se reconstruye la simulación de la salida de Correa del hospital de Policía la noche del 30S. Los peritos toman nota y hacen gráficas de todos los detalles de la salida del auto. Simultáneamente, en la dirección de criminalística y bajo estricta reserva rinden versión varios de los convocados a esta diligencia.

Fuente: El Telégrafo