Compartir

El área intervenida en el Yasuní asciende a 37 ha y el área total permitida para la explotación es de 335 ha.

Twitter

El domingo pasado (4 de febrero del 2018) los ecuatorianos votaron a favor de incrementar la zona intangible del Parque Nacional Yasuní en, al menos, 50 000 hectáreas. Y también en limitar la extracción petrolera en esta zona. Una comisión gubernamental será la encargada de definir cómo se cumplirá con el mandato popular.

La tarea estará a cargo de tres carteras de Estado: Ambiente, Justicia e Hidrocarburos. El plazo para definir el espacio de la nueva área será de seis meses, informó el titular de Hidrocarburos, Carlos Pérez. El funcionario explicó que la comisión presentará las recomendaciones al presidente Lenín Moreno, quien finalmente emitirá su decisión a través de un Decreto Ejecutivo.

Aunque Hidrocarburos presentó inicialmente una propuesta de las zonas donde se podría ampliar la zona intangible, Pérez dijo esta semana que será la comisión tripartita la que determinará el mejor lugar para ubicar esas áreas para evitar cualquier tipo de problemas con comunidades, especialmente las no contactadas”.

La comisión definirá los nuevos límites de la zona intangible, que es un espacio protegido debido a su importancia cultural y biológica, y donde la extracción de recursos naturales está prohibida a menos que la Asamblea Nacional lo autorice por razones de interés nacional.

Fuente: El Comercio