Compartir

"Los gustos del público no me disuaden de seguir mi instinto. Unos se irán y otros volverán. Estoy aquí para aprender", asegura Sting al referirse a los cambios que han registrado sus últimos discos.

Shutterstock

El británico se atrevió, en los últimos años, a repensar sinfónicamente sus canciones, a explorar sus raíces celtas para un musical de Broadway y a indagar, incluso, entre madrigales y composiciones renacentistas.
El ex integrante de The Police explica que sus cambios se deben a la curiosidad que siente por explorar distintos ámbitos.
“No hago esto para ganar premios, ni por el dinero, lo hago porque lo amo. Siempre he sido muy curioso y todo lo que he hecho ha sido alimentar mi interés y mi pasión. Creo que nunca estaré satisfecho”, comentó.