Un centenar de fotografías íntimas de The Beatles, que muestran la cara más desconocida de la banda, capturadas por su fotógrafo privado, el británico Robert Whitaker, se exhiben en Amsterdam a partir de este doming, por primera y quizá última vez, debido a que pronto serán vendidas.

Shutterstock

Las imágenes de Whitaker habían sido guardadas a buen recaudo por su hijo Ben y su viejo amigo Ivo de Lange para honrar su memoria.

“Él tenía acceso a The Beatles de una manera mucho más personal que la del resto de fotógrafos, que sólo podían hacer fotos en escena para usarlas en un álbum o una portada. Él los tenía delante en la habitación de hotel y detrás del escenario. Debe haber sido muy emocionante para él”, explicó su hijo Ben Whitaker.