Compartir

TC Televisión fue incautada en el 2008 con el fin de venderse y devolver los dineros de los depositantes.

El Telégrafo

Desde el 2008, cuando pasó a manos del gobierno de la llamada revolución ciudadana, TC Televisión no había registrado ganancias tan bajas como las que tuvo en el 2016.

Según sus propios balances económicos, el conocido TC Mi Canal reportó el año pasado rentas por $ 1,3 millones, es decir el 76% menos de las que había tenido en el año de la incautación, cuando alcanzó una utilidad de $ 5,6 millones. Y este año, según reveló la semana pasada el gerente de Medios Públicos, Andrés Michelena, este canal de televisión abierta proyectará, por primera vez, pérdidas por $ 5,1 millones.

Fuente: El Universo