Compartir

El Ministerio de Relaciones Exteriores precisó que la exigencia de presentación de pasaporte como requisito de ingreso a Ecuador es para ciudadanos “venezolanos".

El Telégrafo

La medida, que regirá desde el sábado 18 de agosto, se adopta para garantizar la seguridad de estas personas debido al ascendente flujo migratorio inusual, tras la declaratoria de emergencia en tres provincias ecuatorianas.

Actualmente, las cédulas de identidad que portan al ingresar al territorio ecuatoriano no cuentan con las seguridades necesarias para la identificación en el tipo de lectores establecido por el sistema migratorio ecuatoriano, por lo que no es posible validar su autenticidad, señala la Cancillería en un comunicado.

“Algunos muestran daños o deterioro, otros carecen de códigos de barra o chips, por lo que se consideran documentos altamente falsificables”, añadió. El comunicado puntualiza que para el Gobierno ecuatoriano es prioridad cumplir con las disposiciones y principios consagrados en la Constitución y la Ley de Movilidad Humana, que garanticen la integridad de los ciudadanos venezolanos, frente a la migración riesgosa y prevenir delitos conexos, como la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes.

La Cancillería subrayó que la medida es legal y que está sustentada en las facultades soberanas del Estado ecuatoriano. Este jueves 16 de agosto, el presidente de la República, Lenín Moreno, se reunió con 15 migrantes venezolanos en el Palacio de Carondelet, quienes de manera reiterada detallaron la situación de su país y solicitaron ayuda de las autoridades nacionales.

Por ejemplo, instaron al Gobierno para que les ayude a facilitar el trámite para regularizar los documentos, especialmente para otorgar la visa de trabajo, que les permitirá trabajar con normalidad aquí. “No queremos quitar el trabajo a los ecuatorianos, queremos igualdad”, dijo María Fernanda Higuera, de 19 años, quien llegó al país hace 3 meses.

Además, los asistentes pidieron perdón por la actuación de otros migrantes que no han tenido un comportamiento adecuado. Al respecto, Moreno manifestó que la situación en Ecuador es difícil, con problemas como la falta de empleo. A pesar de las limitaciones, Ecuador está apoyando a los venezolanos, por ejemplo, a través de la dotación de ayuda con alimentación, salud, entre otros.

Dijo que por la situación interna de ese país, Ecuador ha reclamado. “Venezuela es un país rico, con las mayores reservas de petróleo. Si no se han hecho bien las cosas, será por alguna razón. Será por la inoperancia, por falta de sentimiento, por la falta de solidaridad”, enfatizó. Reconoció ante los ciudadanos que encontrarán reacciones xenofóbicas. Sin embargo, dijo que ninguna persona debe ser discriminada por su condición de migrante.

 

Fuente: El Telégrafo