Un total de 115 personas recibieron atención por crisis nerviosa, politraumatismo y heridas leves, tras las réplicas que sacudieron la provincia de Esmeraldas, según el Comité de Operaciones de Emergencias Nacional (COE) que se mantiene reunido para evaluar la situación.

El Telégrafo

El comunicado indica, además, que en Esmeraldas el servicio de energía eléctrica funciona en un 95% y la telefonía al 100%, mientras en la provincia de Manabí están al 99,5 y 98 %, respectivamente.

Hasta el momento no hay pérdidas humanas y 80 personas se encuentran en albergues en Muisne, cantón donde se localizó, el domingo 10 de julio, el epicentro de las réplicas de 5,9 y 6,2 grados de magnitud en la escala Richter. Según el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, como evaluación preliminar de intensidades, en Esmeraldas se registró la mayor intensidad evaluada de 6 EMS (escala medida a partir de la percepción de la población, respecto al sismo), que corresponde a daños leves (no estructurales), a nivel de mampostería (grietas delgadas en paredes, caída de enlucidos), en edificaciones de bloque y ladrillos. Con esta intensidad y de acuerdo a los reportes recibidos, la mayoría de personas, tanto dentro como fuera de edificaciones, sintió el sismo, el cual generó susto en la población.

El informe del COE da cuenta de algunos deslizamientos en una vía que ya fue habilitada y afectaciones en un puente, el cual permanece cerrado.

Los aeropuertos y puertos operan al 100 % y no hay daños en la infraestructura de sectores estratégicos como poliductos, oleoductos y refinería y represas, redes de distribución y presas de agua potable están 100 por ciento operativas, de acuerdo al informe oficial publicado por el Ministerio Coordinador de Seguridad. Por otra parte, las clases fueron suspendidas esta jornada en centros educacionales de Esmeraldas y Manabí, donde técnicos especializados evalúan el estado de los centros para garantizar la seguridad de los alumnos.

Los movimientos telúricos registrados la noche del domingo fueron perceptibles también en las provincias de Santo Domingo de los Tsáchilas, Chimborazo, Cotopaxi, Azuay, Cañar, Tungurahua, Bolívar y Pichincha. Desde esta mañana el presidente de Ecuador, Rafael Correa, se encuentra en Esmeraldas para evaluar la situación. Hasta el momento, suman 2.145 el total de réplicas registradas desde el terremoto del 16 de abril, cuya magnitud fue de 7,8 grados en la escala Richter y ocasionó 670 muertes, más de 4 mil heridos y 30 mil damnificados. “Las réplicas se mantendrán durante los próximos meses por lo que se recomienda mantener la calma, tener lista la mochila de emergencia e informarse por canales oficiales”, recomiendan las autoridades.