Compartir

Un festejo navideño dejó 166 personas con síntomas de intoxicación, entre niños y adultos. Los casos empezaron a registrarse cerca de las 19:00 de este jueves 14 de diciembre del 2017, en el recinto Sabana Grande, en la parroquia Progreso, cantón Playas (Guayas).

Ministerio de Salud

El Ministerio de Salud, junto con la Secretaría de Gestión de Riesgos y el Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, coordinó el traslado de los afectados a varios hospitales de zonas cercanas. En el operativo también colaboraron la Policía Nacional y la Comisión de Tránsito del Ecuador.

114 pacientes son atendidos en una casa de salud de Playas, 40 en el Liborio Panchana de Santa Elena y 12 fueron referidos al Hospital Universitario y al pediátrico Francisco de Icaza Bustamante, en Guayaquil. Familias enteras son atendidas en salas de emergencia, donde se ha activado protocolos. Médicos de Santa Elena informaron que los pacientes presentan vómitos y fiebre. También esperan los resultados de las pruebas de laboratorio. Cerca de 200 personas participaron en el agasajo, que comenzó cerca de las 14:00.

“Llegaron a regalar juguetes y les dieron comida, era arroz con pollo. La comida ha estado dañada”, comentó el padre de dos pequeños de 3 y 4 años. “Esperamos que se recuperen pronto. Estuvieron muy mal al comienzo pero parece que ya están evolucionando”, dijo el padre de otro niño. Entre los afectados hay cerca de 100 menores de edad. Equipos de vigilancia epidemiológica se trasladaron a Sabana Grande para determinar las causas de la intoxicación y alertar sobre posibles nuevos casos.

Fuente: El Comercio