Compartir

El agente de Inteligencia que participó en el secuestro del exasambleísta Fernando Balda, en el 2012, afirmó que el expresidente Rafael Correa conocía de la operación denominada Balón o Wilson y que incluso al exmandantario se lo conocía con el seudónimo ‘Carlitos’.

El Telégrafo

Este testimonio lo entregó la mañana de este miércoles 20 de junio del 2018, ante la jueza Daniela Camacho, en la Corte Nacional de Justicia, donde se tramita este juicio, en donde Correa es procesado por presunta asociación ilícita y secuestro.

Según el agente, el entonces presidente Correa le llamó dos veces antes y después del secuestro. Recuerda que le ofreció apoyo político, económico e institucional para que no sea procesado. En su narración, que duró cinco horas, el uniformado indicó que la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain) dispuso de cerca de USD 60 000 para el secuestro.

De ese monto USD 28 000 se pagaron a las personas que debían llevar a Balda de Bogotá a Ipiales y allí entregarlo a la Policía ecuatoriana. Sin embargo, el plagio fue frustrado por la Policía de Colombia.

Según el agente, Pablo Romero, exsecretario de Inteligencia, le manifestó sobre la “molestia” que sentía el entonces presidente Correa cuando veía las publicaciones de Balda en las redes sociales.

También señaló que fue Romero quien le dirigió el secuestro y que nunca informó de sus visitas a Colombia al general Fausto Tamayo, el director de Inteligencia, quien también está procesado en este juicio. En varias ocasiones al agente se le quebró la voz. Entre lágrimas pidió perdón a Balda y clemencia a la jueza, pues señaló que “solo obedecía órdenes”.

Fuente: El Comercio