Nadie imaginó que el cuarto presidente elegido consecutivamente en Perú, un récord en un país con una larga historia de golpes y dictaduras, lo haría por unos pocos miles de votos. La diferencia entre el liberal Pedro Pablo Kuczynski (PPK), que va en cabeza, y la derechista Keiko Fujimori se fue acortando con el escrutinio.

Tres días después de las elecciones, la Oficina Nacional de Proceso Electorales (ONPE) confirmó que Pedro Pablo Kuczynski será el nuevo Presidente de Perú para los próximos cuatro años. El empresario, quien renovó su imagen y hasta su nombre para poder llegar a competir por este cargo, logró un 50,13% frente al 49,87% de Keiko Fujimori.

Los peruanos vivieron, además, tres días tensión a la espera de conocer quién sería su próximo presidente, que fue definido con los resultados más ajustados de una elección presidencial en los últimos 25 años. Además, porque tuvieron ante sí dos propuestas, dos candidatos, dos antiguos conocidos de la política: una exprimera dama, quien además fue congresista y es hija de un encarcelado expresidente; y de otro lado a un economista, profesor y músico que fue ministro de Energía y Minas, ministro de Economía y Finanzas y hasta primer ministro del Perú.

Pero, ¿quién es Kuczynski?. Este economista renunció a su nacionalidad estadounidense a los 72 años, y aseguró a los peruanos que ser presidente sería su último trabajo. De padre alemán y madre franco-suiza, PPK es primo materno del director de cine Jean-Luc Godard, y su vida ha sido de película: nació en Perú y acompañó a su progenitor en labores sociales en la selva. Se educó en Reino Unido, Suiza y Estados Unidos. “De mi padre aprendí muchas cosas, entre ellas la igualdad” dice el hijo de un doctor que huyó de la Alemania de Hitler en la Segunda Guerra Mundial. Ha integrado directorios de varias empresas, por lo que sus detractores temen que de llegar a la Presidencia de Perú, defenderá intereses particulares. “Esas son tonterías”, advierte. “Mis manos están limpias”, asegura.

Este mismo criterio lo comparte Luis Verdesoto, analista político internacional, quien refirió que el flamante Jefe de Estado deberá actuar como un demócrata frente a la oposición que tendrá la mayoría en el Congreso. “Los demócratas lo que hacen es concertar, escuchar y tomar decisiones siendo lo más inclusivo posible”, destacó.

Verdesoto señaló, además, que estas elecciones tuvieron dos elementos importantes. El primero, consagró la salida de los partidos políticos e históricos que hicieron la transición a la democracia en Perú, y el segundo, la izquierda fortaleció la candidatura de Kuczynski en el sur del país.

Asimismo, una de las cosas que ayudaron a definir las elecciones a favor de PPK es que durante el último debate la candidata Fujimori ganó en ataques. Mientras que su rival, Pedro Pablo sobresalió en propuestas, según detallaron expertos.

En este sentido, Verdesoto señaló que el apellido Fujimori tuvo cargas negativas y positivas para Keiko durante la campaña y elecciones. En este sentido, el analista calificó al “fujimorismo” como uno de los regímenes más autoritarios y corruptos que ha tenido la historia contemporánea peruana. Pero también implantó un modelo económico de apertura que le ha permitido hasta la actualidad un crecimiento económico sostenido. “Encarnó una excesiva concentración de poder en torno a la Presidencia de la República”, dijo Verdesoto, quien añadió la candidata Fujimori trató de manejar la dualidad correspondiente con su padre.

Es así que, varios expertos afirmaron que Fujimori fue afectada, además, por el poco o nulo deslinde con el fujimorismo de los noventa, la denuncia de su entorno vinculado al narcotráfico, el voto nulo y blanco que disminuyó en los últimos días y favorció a PPK.

Otra causa, según María Elena Belaunde, corresponsal de la CNN,  pudo haber sido el discurso de la excandidata de Verónica Mendoza quien pidió que voten por Kuczynski para que el Fujimorismo no regrese al Perú. “La imagen del expresidente Alberto Fujimori sí ha influenciado en la campaña electoral de Keiko tanto en temas a favor del país como en contra como la corrupción”, dijo.