Compartir

Un juicio de un empresario cercano a los expresidentes argentinos Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015) comenzó este martes en Buenos Aires con cargos de lavado de dinero contra más de 20 personas que se habrían beneficiado de la adjudicación de obras públicas.

Shutterstock

El empresario Lázaro Báez está acusado, junto a sus cuatro hijos, un financista y cerca de una veintena de personas, de conformar una estructura de sociedades y cuentas bancarias por la cual se lavaron unos 60 millones de dólares entre 2010 y 2013, durante el gobierno de la expresidenta Cristina Kirchner (2007-2015).

Se trata de la causa conocida como ‘La ruta del dinero K’ en la cual la exmandataria no está implicada. A lo largo de por lo menos un año de audiencias se escucharán unos 90 testimonios.

Báez se encuentra en prisión preventiva desde abril de 2016, al igual que su excontador y el exabogado de su empresa Austral Construcciones.

En la instrucción fueron halladas cuentas en Suiza a nombre del empresario y de sus hijos, todas sin declarar al fisco argentino.

Entre las pruebas aportadas figura un video en el que se ve a Martín, uno de los hijos de Báez junto a dos financistas contando unos 5 millones de dólares en efectivo en las oficinas de una financiera de Buenos Aires.

Según la defensa, se trataba de dinero producto de una venta inmobiliaria.

El juez a cargo del caso, Sebastián Casanello, ya indagó a Kirchner por orden de la Cámara Federal y debe resolver aún si la procesa.

La fiscalía sostiene que el dinero de Báez estaba vinculado con pagos irregulares en la concesión de obras públicas.

La empresa de Báez se adjudicó al menos medio centenar de licitaciones para obras durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, la mayoría para obras viales en la provincia de Santa Cruz (sur).

Durante los procedimientos de instrucción la justicia incautó dinero, autos de lujo, joyas y otros bienes por valor de unos 3.000 millones de pesos (80 millones de dólares al cambio).

Báez también afrontará otro juicio que comenzará el 26 de febrero en el que la expresidenta y actual senadora también será juzgada por la llamada causa ‘Los Sauces’. En esta se investiga si hubo maniobras de lavado de dinero a través del alquiler de habitaciones en hoteles de la familia Kirchner.

Cristina Kirchner también es indagada en la causa conocida como “los cuadernos de la corrupción”, sobre una supuesta trama de sobornos que salpica a grandes empresas constructoras.

Fuente: El Universo – Nota original: LINK