Según se expuso en el Pleno de la Asamblea Nacional, el 'Impuesto Verde' afectó a más de 2 millones de ecuatorianos y generó una deuda de aproximadamente USD 299 millones, sin crear proyectos de reparación ambiental.

asamblea-nacional
La Asamblea Nacional deberá conocer las propuestas de reformas constitucionales para proceder a un referéndum. Crédito: El Telégrafo

Durante la jornada de este martes 9 de julio, el Pleno de la Asamblea Nacional, aprobó con 90 votos la Ley Derogatoria del Impuesto de Contaminación Ambiental Vehicular, que fue tratada en la Comisión de Desarrollo Económico y Productivo.

El ponente de la ley fue el asambleísta de CREO, Homero Castanier, quien señaló que este impuesto gravó el patrimonio de los ecuatorianos y no mejoró la calidad del ambiente.

En la sesión se señaló que el tributo afecta a más de 2 millones de ecuatorianos y la deuda llegaba a los USD 299 millones. Darío Paladines, vicepresidente de la asociación de afectados por el impuesto verde, comentó que su bandera de lucha es la condonación y remisión de la deuda.

“Este impuesto recabó USD 200 millones y no creó proyectos de remediación ambiental”, afirmó Pladines.

 La ley cuenta con ocho artículos y una disposición transitoria. Se unificó la propuesta de Castanier y Fabricio Villamar con la del Ejecutivo. Es así que se propone la estimulación de la chatarrización, pues para realizar este proceso el dueño del auto podrá acceder a este beneficio sin pagar obligaciones pendientes.

La remisión de intereses, multas y recargos será del 100%, la solicitud para el pago podrá realizarse hasta el 31 de diciembre de 2019.

Asimismo, las facilidades de pago se efectuarán en cuotas a tres años plazos. Mientras que prescribirán las obligaciones vencidas de hasta cinco años y se extinguen las deudas del 2012, 2013 y 2014.

Fuente: El Telégrafo – Nota Original: LINK