En entrevista en Notimundo, Ramiro Aguilar, asambleísta independiente, se refirió a los documentos que hizo públicos sobre la investigación que la Unidad de Análisis Financiero realizó a la Federación Ecuatoriana de Fútbol y sus directivos.

Ramiro Aguilar, asambleísta independiente, indicó, en Notimundo, que en el mes de junio y julio de 2015, apenas se destapó el escándalo de la FIFA, solicitó al Procurador General de Estado que solicite a la Unidad de Análisis Financiero, en su calidad de legislador, que se haga una investigación de las transacciones de las autoridades de la FEF, una de ellas, Luis Chiriboga. Aguilar también solicitó al Fiscal General, por escrito, disponga a la fiscal a cargo del caso, que se le concedan copias del informe de la Unidad de Análisis Financiero (UAF).

El asambleísta reveló dicho informe, mismo que sirvió de base a la Fiscalía para acusar a Luis Chiriboga Acosta, presidente suspendido de la Ecuafútbol; a Francisco Acosta, secretario, y a Vinicio Luna, director de Logística, de presunto lavado de activos.

El documento de la UAF, presentado por Aguilar, señala que Chiriboga tenía una cuenta corriente en Panamá con 240 000 dólares, provenientes de la Conmebol, durante el 2014. Y cita que eso sería “el doble” de su sueldo como presidente de una asociación nacional de fútbol, ya que ganan 10 000 dólares mensuales ($120 000 al año). También se señala que el capitán Luna manejaba en sus cuentas personales alrededor de 2 millones de dólares, en este periodo. “El obligado inicial de hacer públicos estos documentos debería ser el Fiscal, pero esto  no pasó”, precisó.

El legislador dijo que los hechos que se imputan a Chiriboga en Estados Unidos son distintos de lo que se le imputan en Ecuador. “Qué más tendrá la fiscal Lynch para que se solicite la detención internacional”, expresó.