Compartir

El presidente Donald Trump dijo el lunes, 11 de diciembre del 2017, que el ataque perpetrado por un hombre oriundo de Bangladés, de 27 años, en el metro de Nueva York pone de manifiesto la “urgente necesidad” de que el Congreso apruebe la reforma migratoria.

EFE

Tres personas resultaron con heridas leves después de que la bomba artesanal del atacante solo explotara parcialmente, mientras el sospechoso era enviado a un hospital aparentemente con serias quemaduras y heridas en su torso y manos.

“Primero y más importante, como lo he dicho desde que anuncié mi candidatura a la presidencia, Estados Unidos debe reformar su permisivo sistema migratorio, que permite a demasiadas personas peligrosas, inadecuadas y con antecedentes entrar a nuestro país”, dijo Trump en una declaración.

Agregó que el sospechoso. identificado como Akayed Ullah, había ingresado al país gracias a un permiso de reunificación familiar, un sistema al que el presidente quiere poner fin y que permite a las familias patrocinar a algunos parientes para que puedan ingresar a Estados Unidos.

También se refirió a su controvertida prohibición de que ciudadanos de ocho países -seis de ellos de mayoría musulmana- entren a Estados Unidos como “un paso adelante para dar garantías a nuestro sistema de inmigración”. Además Trump pidió al Congreso “un aumento del número de funcionarios de inmigración y aduanas, para mejorar la capacidad de los funcionarios de inmigración para detener y encarcelar, y poner fin al fraude y al abuso en nuestro sistema migratorio”.

El presidente reiteró asimismo su llamado a que los condenados por terrorismo reciban “las penas más fuertes permitidas por la ley, incluida la pena de muerte”.

Fuente: El Comercio