Al menos 32 personas murieron y 88 quedaron heridas en tres ataques con bomba en el aeropuerto Ataturk de Estambul, informó la televisión estatal.

El Telégrafo

Tres suicidas habrían llegado con cinturones o paquetes con bombas y las habrían detonado en la zona de salidas de vuelos internacionales. La policía dijo que ninguno llegó a la zonas más transitadas, por la actuación de las fuerzas de seguridad, pero al menos uno de los terroristas logró abrir fuego automático con fusil AK-47. Al menos uno fue neutralizado antes de detonar su carga.

La televisora estatal turca TRT informó que tres atacantes suicidas realizaron el ataque, según declaraciones hechas del gobernador de Estambul Vasip Sahin.

Nadie se ha atribuido hasta ahora la autoría del ataque.

Previamente, el ministro de Justicia de Turquía, Bekir Bozdag dijo que uno de los atacantes “primero abrió fuego con un rifle Kalashnikov y luego se detonó” en la entrada del aeropuerto.

Una de las bombas que detonó estaba localizada a las afueras del terminal en el pavimento y la otra en la puerta de seguridad en la entrada del aeropuerto. Los reportes dicen que las bombas no explotaron dentro del edificio del aeropuerto, según el ministro.

Entre los muertos también están los atacantes.

La fuente confirmó que la policía les disparó a los sospechosos en un esfuerzo por neutralizarlos.

La Policía, los bomberos y otros servicios de salud están en la zona atendiendo la emergencia.

Los despegues y aterrizajes del aeropuerto han sido suspendidos. La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos detuvo las operaciones de todos los vuelos con destino a Estambul y de cualquier vuelo con origen en dicha ciudad con destino a Estados Unidos.

El aeropuerto Ataturk es uno de los más transitados en la región.

El país ha sido golpeado por una serie de ataques terroristas en el último año.

En marzo al menos 37 personas murieron cuando un carro bomba explotó cerca de una estación de bus en la capital Ankara, en un ataque perpetrado por un grupo militante kurdo.

Seis días después, un atacante suicida de ISIS se detonó a sí mismo en una de las calles principales de Estambul, matando a cuatro personas.

Un mes antes, 28 murieron en una explosión que estuvo dirigida hacia vehículos militares en Ankara. Un grupo kurdo se atribuyó la responsabilidad.

En enero al menos 10 turistas alemanes murieron en un ataque suicida en Estambul en la plaza de Sultanahmet que las autoridades turcas vincularon con ISIS.