Compartir

La Policía Federal de Brasil, que tiene entre sus competencias el control de las fronteras del país, ha anunciado la suspensión de la emisión de nuevos pasaportes, según un comunicado emitido por la institución policial el martes.

CNN en Español

En la práctica, la medida supone que las solicitudes de pasaporte realizadas a partir de este 28 de junio serán tramitadas con normalidad, pero los solicitantes no obtendrán una fecha de entrega ya que la fabricación de los documentos ha quedado suspendida hasta que “sea normalizada la situación presupuestaria”, según ha explicado la Policía Federal. Es decir, quien solicite su pasaporte a partir del 28 de junio no sabrá cuándo recibirá su documento.

La policía Federal aclara que la medida, anunciada a casi dos semanas de las vacaciones escolares de invierno, cuando miles de familias brasileñas aprovechan para viajar al extranjero, se debe a que se ha agotado la partida presupuestaria para la fabricación de pasaportes prevista este año en la ley presupuestaria de la Unión. Para resolver esta coyuntura, sería necesaria la aprobación de una partida presupuestaria extraordinaria.

La suspensión no incluye la emisión de pasaportes de emergencia, que abarca las solicitudes en caso de viajes de trabajo, tratamientos médicos, ayuda humanitaria, catástrofes naturales, conflictos armados o asuntos de interés de la administración pública.

No es la primera vez que la fabricación de pasaportes en Brasil es objeto de polémica. En 2016, la Casa de la Moneda, que se encarga de la producción de los documentos, anunció retrasos en los plazos de fabricación por falta de papel.

Fuente: CNN en Español