Compartir

A las 15:30 de este jueves 26 de abril, el fiscal General del Estado, Carlos Baca Mancheno, inició con su defensa en el juicio político que se desarrolla en el Pleno de la Asamblea Nacional.

El Telégrafo

Previamente, la Secretaría General de la Asamblea tardó cuatro horas en leer las más de 130 páginas del informe que dio paso a la interpelación y que fue aprobado por la Comisión de Fiscalización.

En el Pleno del Legislativo están 119 legisladores, según contabilizó la Secretaría del organismo cuando arrancó la sesión Nº 511 a las 11:10. Los asambleístas interpelantes serán Henry Cucalón, del Partido Social Cristiano, y César Carrión, de CREO.

El oficialismo, la oposición y los correístas decidieron llamar a control político al Fiscal el mismo día en que destituyeron al expresidente del Legislativo José Serrano, el 9 de marzo pasado, por su diálogo telefónico con el excontralor Carlos Pólit, prófugo de la justicia e investigado por actos de corrupción. Baca presentó el audio de esa conversación durante una rueda de prensa y dijo que lo había conseguido en las redes sociales.

Ese fue el detonante del juicio político porque la Fiscalía fue puesta en vilo por una pelea política personal entre José Serrano y Carlos Baca. Para la censura del fiscal se requieren 69 votos, es decir, la mayoría absoluta.

Baca explicó que las 3 horas que por ley tendrá para presentar sus pruebas de descargo las dividirá en tres partes: supuesto incumplimiento de funciones, observaciones del juicio político y posición de la Fiscalía frente a la problemática de la frontera norte.

El Fiscal lamentó que antes de su presentación ante el pleno, ya sectores de asambleístas hayan decidido que debe ser destituido de su cargo. También afirmó que en un juicio político es para una autoridad que no cumple funciones, algo que -según él- no aplica en su caso.

A la hora de intervención, Baca aseguró que luego de “meterse con el hombre más poderoso del país” -refiriéndose al excontralor Pólit- apareció en su contra una investigación por supuesto mal uso de fondos de la Comisión que investigó el intento de golpe de Estado del 30 de septiembre de 2010. Baca presidió ese organismo que indagó los hechos.

El juicio político inició precedido por el reclamo hecho por la presidenta de la Asamblea Nacional, Elizabeth Cabezas, por los comentarios vertidos en los últimos días por Baca. Estas declaraciones han sido tomadas al interior de la Asamblea como “amenazas”. A la sesión acudió el asambleísta José Serrano luego de un mes de vacaciones.

El expresidente de la Asamblea mantiene desde febrero pasado un cruce de acusaciones con Baca, a raíz de la divulgación del audio de la conversación con Pólit.

Fuente: El Telégrafo