Compartir

La Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados del Ecuador (Achpe) demanda el pago de USD 220 millones que el Gobierno le adeuda desde 2009, por servicios médicos prestados a pacientes de la red pública de salud. 40 de los 46 centros miembros de esta asociación aseguran que tienen problemas.

Fotografía: El Comercio

“Los desembolsos incumplidos han generado una difícil situación de falta de liquidez en esos establecimientos”, cita un comunicado del grupo, en el que también piden al presidente Lenín Moreno que reciba a una delegación para analizar la situación que atraviesan las clínicas, hospitales y centros especializados privados.

A inicios de noviembre, la Achpe también informó sobre problemas con los desembolsos del Servicio para Pagos por Accidentes de Tránsito (Sppat). La asociación, con representación en nueve provincias del país, indicó que por más de un año no les han devuelto los valores invertidos en los pacientes lesionados.

La asociación asegura que tiene problemas con los proveedores de insumos, dispositivos y equipos médicos. Tampoco pueden cancelar los sueldos a sus colaboradores ni los aportes al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Según informaron, la Achpe aporta con 16 000 trabajos directos.

El pasado lunes, el presidente Moreno respondió al pedido del hospital León Becerra, de la Sociedad Protectora de la Infancia en Guayaquil.

Los directivos de esa casa de salud advirtieron en un mes podrían dejar de funcionar si el Gobierno no cancelaba la deuda de casi USD 10 millones. El Mandatario se comprometió a revisar la situación de este hospital y dispuso la asignación de un abono.

Fuente: El Comercio – Nota original: LINK