Compartir

Seis planteles educativos que son administrados por las Fuerzas Armadas se encuentran en grave deterioro en cuanto a la administración, infraestructura, equipamiento y dotación de profesores, lo que pone en riesgo el principio de educación de calidad. Así lo aseguró Oswaldo Jarrín, ministro de Defensa, durante su comparecencia ante la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional.

El TELÉGRAFO

El encuentro se desarrolló para analizar la situación de los establecimientos administrados por las Fuerzas Armadas. Esto en el marco del debate y socialización de las reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI), informó la Asamblea Nacional.

El ministro de Defensa recordó que los militares tenían bajo su administración 24 centros educativos en varias provincias del país, pero por disposición de la LOEI se quedaron con seis, pues los demás pasaron a convertirse en fiscomisionales, bajo la rectoría del ministerio respectivo.

Enfatizó que hay una marcada demanda social, en el sentido que todas las entidades vuelvan a manos de las Fuerzas Armadas, con la filosofía de mantener, de forma permanente, el carácter de identidad nacional y profundizar la educación en valores en la juventud.

Fuente: El Telégrafo – nota original: LINK