Compartir

El Congreso peruano otorgó en la madrugada del jueves su voto de confianza al nuevo gabinete del presidente Martín Vizcarra, pero le pidió que no caiga en el continuismo del gobierno del exmandatario Pedro Pablo Kuczynski y que impulse medidas de corto plazo que reactiven la economía.

Efe

Tras un debate que se prolongó por casi 12 horas, el gabinete liderado por el primer ministro, César Villanueva, logró el voto de confianza de 94 congresistas, mientras que 19 se lo negaron y 2 prefirieron abstenerse. El congreso peruano está conformado por 130 legisladores.

Villanueva presentó el miércoles un plan en el que destacó la eliminación gradual de exoneraciones tributarias que no brindan amplios beneficios, pero aclaró que no planea elevar “significativamente” las tasas de impuestos para ayudar a reducir el deterioro en el gasto fiscal.

El primer ministro pidió también al Congreso que otorgue a su gabinete facultades para legislar, que le permitirán concretar un plan de reactivación económica, reducir la evasión de impuestos, e incrementar la inversión pública de calidad y descentralizada para desarrollar obras de infraestructura.

Villanueva reiteró además la decisión del gobierno de impulsar una lucha frontal contra la corrupción, concretar una reforma electoral y acelerar la reconstrucción de las zonas afectadas por el fenómeno de El Niño Costero, mientras prometió acudir al Congreso cada 180 días para mostrar sus avances.