Compartir

Una serie de audios revelaron el supuesto tráfico de influencias y otros delitos en el sistema judicial peruano, en los hechos estarían involucrada una serie de funcionarios.

Shutterstock

El Poder Judicial peruano fue declarado en emergencia por 90 días. Ocurre luego de la publicación de una investigación periodística y difusión de audios que señalarían a una serie de magistrados, empresarios y políticos -ligados al Fujimorismo- por venta de sentencias y tráfico de influencias.

Luego de estas revelaciones, renunció el presidente del poder judicial, salieron de sus cargos los siete miembros del consejo de la magistratura y un juez dictó prisión preventiva para el expresidente de la Corte Superior de Justicia del Callao.

Los ciudadanos, indignados por los presuntos actos de corrupción, exigieron que se castigue a los funcionarios implicados en marchas en todo el país.

Mella comenta que en el material se nombra a ‘Señora k’, de la fuerza número uno, de quien la opinión pública presume que se trataría de Keiko Fugimori.

Gustavo Gorriti y Romina Mella periodistas de investigación que revelaron la supuesta trama interpusieron una demanda constitucional de amparo por ser presionados para revelar su fuente.

En tanto, este 28 de julio –día nacional de Perú- el presidente de ese país, Martin Vizcarra, presentará un proyecto de reforma a la justicia. Esto, a la espera de parar los actos ilícitos en los órganos que tendrían que estar encargados de la justicia.