El Frente Nacional de Deudores de la Banca Pública, representado por Israel Avilés y Miriam Rodríguez, pidió ayer al Gobierno de Lenín Moreno que se realice una nueva propuesta en favor del sector agrario, la cual debe incluir la rehabilitación de ese sector, que el interés de los préstamos sea barato, que se les extingan las deudas con el desaparecido Banco de Fomento que llegarían a $ 500 millones y que se los retire de la Central de Riesgos.

La pandemia de COVID-19 ha costado la vida a más de 14.400 personas, y mil millones se encuentran confinadas en decenas de países, con la economía frenada y las empresas luchando para mantenerse a flote .Crédito: Shutterstock.

La legisladora Verónica Guevara (antes de AP), quien los apoya, aseguró que en la Ley de Fomento Productivo no se presentan verdaderas soluciones para el sector agrario, y que más bien la ley beneficia a los empresariales.

Explicó que sí hay condonación de deudas, pero criticó que el techo sea de hasta $ 50.000.

Los deudores de la banca pública dijeron que en las actuales condiciones no habrá posibilidad de acogerse a los beneficios de ley. Y anunciaron que el 31 de agosto próximo realizarán una marcha para pedir la condonación de deudas y otras ayudas.