Compartir

Mientras el expediente que recomienda el juicio político contra el exprocurador Diego García está en manos de la presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas, quien deberá fijar fecha y hora para la interpelación en el pleno, el aludido asegura que acudirá al Parlamento para "dejar clara" la violación de sus derechos en el proceso de fiscalización.

El Telégrafo

El propio informe (de la Comisión de Fiscalización) reconoce la violación de mi derecho constitucional. Ese informe reconoce que no se puede llamar para un proceso sancionatorio si es que no hay una violación clara de una obligación. De manera que el resultado de este juicio político debe ser en principio la nulidad, pero de no serlo se deberían descartar las acusaciones”, dijo.

García acudió este jueves a la Fiscalía para rendir una versión dentro de una denuncia interpuesta por la Comisión Anticorrupción, la cual estaría relacionada a la hidroeléctrica Sigchos. A decir del exprocurador ese sería un tema en el que la Procuraduría no participó y por eso no tendría conocimiento al respecto.

El exprocurador manifestó que antes de llamarlo a una sesión en el pleno, la Asamblea debería revisar las violaciones de derecho que aseguró se han cometido en el proceso y que aparecen en el informe de la Comisión de Fiscalización.

El informe es clarísimo, hay una violación de mi derecho al no haber eliminado temas que debieron ser eliminados por la Comisión de Fiscalización antes de llamarme a juicio, antes de llamarme a discutir temas que ya ni siquiera tenían competencia“, concluyó.

El proceso en el pleno de la Asamblea Nacional podría determinar la censura del exprocurador y, por consiguiente, su inhabilitación para ocupar un cargo público.

Fuente: El Universo – Nota original: LINK