El éxodo de migrantes venezolanos que buscan retornar a su patria es más notorio en estos días. La radiodifusora colombiana Caracol difundió una entrevista realizada a la asambleísta de Cotopaxi, Ana Belén Marín, quien comentó sobre la dinámica actual que aqueja a los ciudadanos del país llanero producto de la pandemia de COVID-19 que ha minado la salud y economía de los ecuatorianos.

La demanda hizo que Migración de Colombia avalara la salida de los seis primeros buses con 250 personas. Créditos: EFE.

“Es evidente que en países como el nuestro el tema sanitario se ha visto a punto de saturarse y esto ha generado preocupación en los migrantes venezolanos, es alarmante la situación en el Puente Rumichaca en donde los ciudadanos venezolanos están esperando, es muy lento el proceso que tienen que hacer para poder pasar y Ecuador debe tomar precauciones”; dijo la asambleísta.

Añadió que el 80% de migrantes “antes pasaba por el puente pero ahora todos hacen uso de los pasos clandestinos y esto genera una preocupación adicional por que no están aplicando los protocolos de bioseguridad, y se desconoce si están con el virus o no”. La legisladora también aseguró al medio de comunicación colombiano que Cancillería y Migración se encuentran activadas en la zona de frontera pero que aquello “sigue siendo insuficiente ante la cantidad de hermanos venezolanos que se están devolviendo a su país por la situación en Ecuador”.

Los ciudadanos venezolanos que habían llegado a Ecuador por mejores días ahora buscan acceder a Colombia para luego avanzar a la región de frontera en Norte de Santander y el estado Táchira, en Venezuela, recoge la publicación de Caracol.

La parlamentaria ecuatoriana indicó a Caracol que el número de migrantes es bastante grande y que finalmente ellos buscarán la forma de llegar hasta Cúcuta, por lo que las autoridades en Colombia también deben aumentar los controles en frontera.

 

Nota Original: El Universo – LINK