Un afiliado al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IEES) recibirá al jubilarse, en promedio, el 96% de lo que era su salario mensual. Es lo que se denomina tasa de reemplazo.

jubilados pension patronal plantón
El Telégrafo

De acuerdo con un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de noviembre del 2018, Ecuador es el tercer país de América Latina y el Caribe con la tasa de reemplazo más alta, únicamente superado por Paraguay (98%) y México (107%).

Esto significa que un jubilado en Ecuador puede llegar a percibir más ingresos en su vida pasiva, ya que a un trabajador activo y en relación de dependencia se le descuentan del salario 9,45% de aporte al IESS y, en algunos casos, el impuesto a la renta. A un jubilado no se le restan esos rubros.

No obstante, esa tasa de reemplazo disminuye a medida que los ingresos aumentan. Es decir, una persona que gana cinco salarios básicos recibe solo el 54% de lo que percibía. Ecuador no solo está entre los países con las tasas de reemplazo más altas.

Además, se ubica en el segundo lugar en subsidio a las pensiones, con un 70%, solo superado por México (80%), según el estudio del BID, que analiza en total 34 sistemas pensionales.

De ese 70% de subsidio, un 40% es financiado por el Estado y otro 30% corresponde al aporte de los afiliados activos para el Fondo de Pensiones. Los que más ganan terminan pagando parte de la pensión de los jubilados de menores ingresos, porque el sistema de pensiones es solidario. Esto quiere decir que un jubilado solo ahorró, a lo largo de su vida laboral, el 30% de lo que recibirá como pensión.

Fuente: El Comercio, nota original: LINK