El Gobierno de Lenín Moreno aseguró este viernes 11 de enero de 2019 que las “acusaciones sobre un supuesto deterioro de las condiciones en las que se encuentra (el fundador de WikiLeaks) Julian Assange, en su calidad de asilado en la Embajada de Ecuador en Londres, son totalmente falsas”.

julian_assange_efe
Julian Assange en la embaja de Ecuador en Londres - Créditos: Agencia EFE

El sistema de calefacción de la sede de la misión diplomática opera con normalidad sin afectaciones a los funcionarios, usuarios ni al señor Assange”, menciona el boletín de la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia.

El régimen asegura que “no se ha removido mobiliario alguno de su habitación, a la cual se accede con una clave electrónica que es de uso exclusivo para él”.

El canciller ecuatoriano José Valencia dijo que si el activista Assange decide dejar la embajada de Ecuador en Londres será la solución más positiva. En declaraciones brindadas en NotiMundo a la Carta, manifestó que el fundador de WikiLeaks tiene dos opciones: quedarse indefinidamente porque las autoridades británicas “nunca van a dar un salvoconducto para que Assange salga a otra embajada o un tercer país, y la otra alternativa es que se entregue, que salga, y nosotros creemos que es la más positiva“.

Lee también: José Valencia: Ecuador no ha roto las relaciones diplomáticas con Venezuela a pesar de su voto en la OEA

En octubre pasado, Ecuador impuso un reglamento que fija normas para las visitas, comunicaciones e incluso aspectos de salubridad del australiano dentro de la embajada.

En diciembre, un tribunal ecuatoriano rechazó en segunda y última instancia una petición del creador de WikiLeaks para dejar sin efecto esas normas.

En su última aparición ante la justicia ecuatoriana a través de videoconferencia, Assange insistió en su temor de ser extraditado a Estados Unidos por la divulgación de miles de secretos oficiales de esa nación a través de su página web.

Ecuador, que señaló que el Reino Unido dijo que no entregará un salvoconducto para Assange para que abandone la embajada ecuatoriana cobijado por el asilo, le dio la naturalización y rango diplomático para tratar de manera infructuosa de resolver el caso.

La fundación estadounidense Courage, que defiende a lanzadores de alertas, inició el jueves una campaña de financiación participativa para la defensa de Assange y acotó que la situación del australiano en la misión diplomática ecuatoriana “es cada vez más precaria, hasta tal punto que su expulsión y su detención pueden ser inminentes”.

Assange, de 47 años, está asilado desde 2012 en la embajada ecuatoriana en Londres, donde se refugió para evitar entonces ser extraditado a Suecia, que lo reclamaba para enfrentar acusaciones por supuestos delitos sexuales. Aunque esas causas no prosperaron, el australiano continúa en la legación debido a que la justicia británica mantiene una orden de detención contra él por violar las condiciones de su libertad condicional en el marco del caso sueco.

Fuente: Ecuavisa – Nota original: LINK