Compartir

Ecuador no pudo cumplir el año pasado con el contrato de preventa número 2011203, que se firmó con Petrochina.

El Ciudadano

En la última preventa firmada por Petroecuador con Petrotailandia, el Gobierno anterior se comprometió a entregar crudo que no tenía. Ese contrato elevó los compromisos de entrega de petróleo durante el 2017 a 123,9 millones de barriles, pese a que el país solo tenía 111 millones disponibles para exportación.

El acuerdo con la empresa tailandesa fue suscrito el pasado 1 de diciembre del 2016, por el entonces gerente de Petroecuador, Pedro Merizalde, quien es investigado actualmente por la Fiscalía, por supuesto lavado de activos. Lo realizó de manera directa, sin concurso y amparado en una alianza estratégica entre ambas petroleras.

Mediante la figura de preventa, que se empezó a usar desde el 2009, Petroecuador vende la producción futura de crudo a cambio de la entrega de créditos o anticipos que van al Fisco. Bajo el período de Rafael Correa, Ecuador suscribió 13 contratos de este tipo con tres firmas asiáticas: Petrochina, Unipec y Petrotailandia. En el último acuerdo, la tailandesa acordó desembolsar USD 600 millones como anticipo.

Se trata del rubro más pequeño de todos los contratos firmados hasta ese entonces. Pese a ello, el país comprometió la venta 123,7 millones de barriles, que debían ser entregados entre el 2017 y el 2021; es decir, casi 10 veces más que el anticipo recibido, considerando el precio promedio del barril de crudo en el 2017, que fue de USD 46.

Fuente: El Comercio