El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, anunció una donación de su país por 1,5 millones de dólares a Ecuador para luchar contra la corrupción y reforzar a la sociedad civil.

“EE.UU. dona a Ecuador 1,5 millones de dólares para acabar con la corrupción y reforzar a la sociedad civil”, dijo Pence al inicio de una declaración conjunta con el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, en el Palacio de Carondelet, en Quito.

Un saludo protocolario en el Salón Amarillo dio inicio a la cita, donde se abordaron temas de seguridad, migración y la situación en Venezuela. El arribo de Pence al Palacio de Gobierno cambió la movilidad en el centro de Quito.

También se desplegó un fuerte operativo de seguridad. Para ingresar al Palacio de Gobierno existen tres filtros de seguridad: uno en las calles Benalcázar y Olmedo; el segundo en la entrada principal de la Presidencia; el tercero, en prevención, y el cuarto, en el acceso para ingresar a la planta alta del Palacio.

El control es compartido por personal de seguridad de la Presidencia de Ecuador y del Gobierno estadounidense. Además, personal policial y agentes metropolitanos de tránsito custodian los perímetros de Carondelet, que fueron cerrados al tránsito vehicular y peatonal: desde la calle Guayaquil hasta la Benalcázar y de la Bolívar a la Olmedo.

Los controles comprenden un chequeo minucioso de aparatos electrónicos y de mochilas. Además, dispositivos electrónicos son usados para el control de armas. Canes del Ejército también hacen el control para detectar por ejemplo, la posible presencia de droga.

Pence es el tercer vicepresidente de EE.UU. que visita Ecuador desde 1958 y ha elegido Quito como segunda parada de su gira latinoamericana, a donde llegó procedente de Brasil.

Fuente: El Telégrafo