Compartir

El Ejército de Ecuador calificó de “temerarias” las declaraciones del narcotraficante colombiano Jorge Cifuentes, quien en el proceso judicial que enfrenta en Estados Unidos, mencionó a esta rama militar de facilitar el transporte de droga para el cártel liderado por el mexicano Joaquín Guzmán Loera, alias Chapo Guzmán.

El Telégrafo

Mediante un comunicado difundido este 13 de diciembre, el Ejército indicó que en las declaraciones de Cifuentes se cita a Telmo Castro, un capitán, quien fue detenido en 2009, cuando ya no pertenecía a las Fuerzas Armadas, en poder de un cargamento de 500 kilos de cocaína en la Amazonía.

Las declaraciones de Cifuentes recogidas por medios estadounidenses, dan cuenta de que el narcotraficante sobornó con pagos de $ 100 por cada kilo de droga a miembros del Ejército para transportar cargamentos de cocaína en camiones militares desde la frontera hasta bodegas en Quito y Guayaquil.

Lee también: Un testigo revela que El Chapo planeó con directivos de Pemex enviar droga en petroleros

A continuación, el comunicado textual del Ejército del Ecuador:

Ante información publicada en varios medios de comunicación sobre las declaraciones del narcotraficante Jorge Cifuentes -hoy testigo protegido- en la corte de Nueva York, donde se juzga al narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, según las cuales Cifuentes confesó temerariamente que “sobornó al Ejército Ecuatoriano” para mover droga desde la frontera entre Colombia y Ecuador, mencionando en sus declaraciones específicamente a Telmo Castro, un exmilitar del Ejército Ecuatoriano como “el hombre al que se le pagó USO 100 por cada kilo que cruzaba la frontera…”.

Sobre esta información la institución aclara que en octubre de 2009 el entonces exmilitar Telmo Castro fue detenido por la Policía Nacional en Baeza, durante el operativo antinarcóticos “Aniversario”, cuando transportaba 500 kilos de cocaína en un camión disfrazado en similar forma que los vehículos militares, pintado de verde y con logotipos falsos del Ejército para evitar los controles.

Telmo Castro es un exmilitar, quien pidió la disponibilidad en julio de 2009, esto implica que cuando fue detenido ya no pertenecía a la institución; asimismo, es importante señalar que la justicia ecuatoriana sancionó en su momento a este ciudadano, tiempo en el cual el Ejército colaboró con las entidades correspondientes, como es su responsabilidad.

El Comando del Ejército aclara que actos como estos serán sancionados con todo el rigor de la ley, como ha sido hasta el momento, para lo cual se está fortaleciendo la institucionalidad, que permitirá mantener la disciplina y transparencia del personal militar”.

Fuente: El Telégrafo – Nota original: LINK