Compartir

Para las 16:00 de este lunes 2 de octubre está previsto que los asambleístas miembros del Consejo de Administración Legislativa (CAL) se reúnan para analizar el pedido de juicio político en contra del presidente del Consejo Nacional de la Judicatura, Gustavo Jalkh y sus vocales, por presunto incumplimiento de funciones.

El Ciudadano

Para analizar y definir algunos detalles sobre este tema se reunió en Cuenca el asambleísta azuayo Esteban Bernal, del movimiento Creo, quien el 27 de septiembre interpuso el pedido de juicio político conjuntamente con su coideario Raúl Tello, del movimiento Unidos por Pastaza.

Según Bernal, han presentado todas las pruebas que confirman que la independencia de la justicia ecuatoriana fue vulnerada por la injerencia del poder político.

Entre esas pruebas mencionó 15 expedientes relacionados con error inexcusable, más de 35 testimonios notarizados de exjueces, correos electrónicos, audios y documentos de injerencia en la justicia.

Para Bernal, en el momento en que se configure el delito tendrán la posibilidad a llevar a la justicia a quienes supuestamente han sido parte de estos actos de injerencia y en esa línea mencionó al exfiscal General de la Nación, Galo Chiriboga.

El asambleísta confía en que cuando los siete asambleístas del CAL revisen las pruebas se dé paso al juicio político. Si eso ocurre el proceso pasará a la Comisión de Fiscalización y al Pleno de la Asamblea Nacional para llegar a la censura.

Finalmente de la votación conseguida dependerá la destitución o no de Gustavo Jalkh; y que el proceso judicial pase a investigación a la justicia ordinaria.

Fuente: El Comercio