En NotiMundo A La Carta, Alberto Dahik, exvicepresidente de la República y analista económico, aseguró que el acuerdo entre el Gobierno y la Conaie, que puso fin al paro nacional, complicará a la economía ecuatoriana. “Eso es hambre para hoy y hambre para mañana”, señaló.

Gasolina
Créditos: Gasolina - El Universo

Entre los acuerdos que el Gobierno del presidente Guillermo Lasso firmó con el movimiento indígena está la reducción de 0,05 centavos más (0, 15 ctvs. en total) en el precio de la gasolina extra, diesel y ecopaís; sobre este tema, Dahik detalló que los indígenas no consumen ni el 1% del combustible del Ecuador “por lo tanto ellos han luchado y han destruido el país para que otros se lleven la plata”, dijo.

Agregó que, con este valor de financiamiento a los combustibles, el gasto para el Estado será de USD 3.345 millones adiciones en subsidios, lo cual, a decir de Dahik, es “insostenible”. Añadió que “si se suman todos los subsidios, el Ecuador está entregando 6 o más puntos del PIB en subsidio; eso es una bomba de alto poder explosivo”, recalcó puesto que, para él, este valor beneficia a las clases más altas y a los contrabandistas.

Según Dahik no se puede sostener una subvención que representa más de USD 80 mil millones, es decir, más que toda la deuda pública del Ecuador. Esto quiere decir que toda la deuda que el país ha adquirido, ha servido para subsidiar los combustibles, “es un acto criminal contra el país”, enfatizó Dahik.

No obstante, recomendó que el Gobierno debería focalizar el transporte público urbano y, en las comunidades indígenas, dar cupos a quienes usan combustibles.

El exvicepresidente de la República y analista económico, Alberto Dahik, recalcó que las acciones de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) ahuyentan la inversión extranjera.

Otra alternativa para no negociar con el movimiento indígena

Para el exvicepresidente de la República y analista económico, Alberto Dahik, otra alternativa, en lugar de negociar con la Conaie, hubiese sido entender que la Conaie, como está estructurada y como su dirigencia está manejándola, “o se la desarticula o ella destruye al Ecuador”, dijo Dahik y agregó que no es un movimiento para reivindicar nada sino para destruir y hacer terrorismo. 

Acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)

Sobre el crédito que el país mantiene con el FMI, Dahik afirmó que las metas se han ido cumpliendo, no obstante, resaltó que, con este nuevo subsidio, habrá menos dinero para otras áreas como salud y educación.