Compartir

El famoso físico, cosmólogo, astrónomo y matemático británico Stephen Hawking murió a los 76 años, según un portavoz de la familia. Hawking, quien sobrellevó una dura enfermedad, publicó libros tremendamente populares que exploran los misterios del universo.

CNN

De acuerdo a la Asociación de la Prensa de Gran Bretaña, sus hijos Lucy, Robert y Tim Hawking publicaron una declaración a través del portavoz de la familia que dice lo siguiente:

“Estamos profundamente tristes de que nuestro amado padre haya fallecido hoy. Era un gran científico y un hombre extraordinario cuyo trabajo y legado perdurarán por muchos años. Su valentía y persistencia, junto a su genialidad y humor, inspiraron a personas alrededor del mundo. Él dijo alguna vez: ‘No sería tanto un universo si no fuera el hogar de la gente que amas’. Los extrañaremos para siempre”.

Hawking sufría de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad degenerativa del tipo neuromuscular, comúnmente conocida como la enfermedad de Lou Gehrig, que suele ser mortal en muy poco tiempo. Fue diagnosticado en 1963, cuando tenía 21 años, y los médicos inicialmente solo le dieron unos cuantos años de vida más.

Esta enfermedad lo dejó en silla de ruedas y paralizado. Él podía mover solo unos cuantos dedos de una mano y dependía completamente de otros y de la tecnología para prácticamente todo: bañarse, vestirse, comer e incluso hablar. Hawking utilizaba un sintetizador de voz que le permitía hablar.

“Trato de llevar una vida tan normal como sea posible y de no pensar en mi condición, ni arrepentirme de las cosas que me impide hacer, que no son tantas”, escribió en su sitio web.