Representantes del sector agropecuario coinciden en que la medida beneficia a los productores y al Estado debido a que disminuye la informalidad y se recauda más.

Ecuador lidera la exportación mundial de banano con una venta de aproximadamente 69’345.990 t desde 2014 hasta noviembre de 2019. Créditos: El Telégrafo

El impuesto a la renta único para el sector agropecuario se mantiene en el proyecto de Ley Orgánica de Simplicidad y Progresividad Tributaria, enviado por el Ejecutivo a la Asamblea Nacional. Este impuesto será aplicado a 9.808 empresas y se espera recaudar USD 177 millones anuales.

El impuesto se cobrará por los ingresos provenientes de actividades agropecuarias en la etapa de producción y/o comercialización local o externa.

Para su efecto existe una tabla progresiva que establece que los productores que tengan ingresos hasta USD 19.999 no pagan impuestos. Pero quienes generen desde USD 20.000 a USD 300.000 pagarán de impuesto el 1%. A medida que aumentan sus ingresos el porcentaje puede llegar hasta el 1.80%.

Los exportadores cuyos ingresos sean desde USD 0 hasta USD 300.000 tendrán un impuesto del 1.30% y pueden llegar hasta un 2%. Se calcula sobre una fracción básica y sobre el excedente.

Fuente: El Telégrafo, nota original aquí: LINK