El papa Francisco partió este 5 de febrero del 2019 hacia Roma al término de la primera visita de un pontífice a la península arábiga, cuna del islam, donde encabezó una multitudinaria misa y agradeció a las autoridades emiratíes su cálida acogida.

Papa Francisco Emiratos Árabes - Foto: AFP

El papa salió del aeropuerto presidencial de la capital de Emiratos Árabes Unidos (EAU) en un avión de la aerolínea emiratí Etihad tras dos días de visita en los que tomó parte en un diálogo interreligioso y ofició una misa ante decenas de miles de miembros de la comunidad cristiana residente en el país árabe.

Al poco de partir, Francisco envió un telegrama de agradecimiento al presidente de EAU, Jalifa bin Zayed al Nahyan, al que agradeció la “cálida acogida y generosa hospitalidad” y deseó bendiciones al pueblo emiratí.

La partida se produjo después de que el pontífice encabezara la misa, en la que llamó a los alrededor de 170 000 feligreses que la siguieron dentro y fuera del estadio Zayed, a que las comunidades cristianas “sean oasis de paz” en la tierra desértica de la península arábiga, informó el Vaticano en un comunicado.

En su mensaje, el papa recordó las enseñanzas de San Francisco de Asís, un referente constante en esta visita porque hace ocho siglos el santo acudió a Egipto para tender puentes con el sultán de los musulmanes Malik al Kamil.

Este lunes 4 de febrero del 2019, el papa Francisco llamó a la convivencia y a la paz entre los “hermanos” de todo el mundo y de todos los credos asegurando que no hay más opción que “construir un futuro juntos”, un mensaje que también se vio reflejado en un documento conjunto con las máximas autoridades de la corriente suní del islam. 

Fuente: El Comercio – Nota Original: LINK