Compartir

Todo está a punto para que esta noche, a partir de las 19:00, se ilumine el pesebre gigante de El Panecillo, Centro Histórico de Quito, una tradición que acompaña a la Navidad desde el 2001.

Shutterstock

Al evento de encendido que se realizará, desde el parque Itchimbía, asistirán coros navideños en compañía de las autoridades municipales y la ciudadanía que se congregue se desarrollará el tradicional conteo regresivo para iluminar la ciudad por las fiestas de Navidad.

Desde octubre de este año, técnicos de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) se encargaron de ensamblar las figuras que tienen entre 10 y 35 metros de altura. El pesebre gigante está compuesto por San José, la cuna del Niño Jesús, Melchor, Gaspar, Baltazar, la estrella de Belén, un burro y un buey.

Se instalaron 19 200 bombillos multicolores y 1 200 metros de luz LED para encender el nacimiento. El Municipio indicó que la Virgen de El Panecillo lucirá iluminada por la instalación de un sistema de cables soterrados y proyectores de luces LED, así como regletas LED ubicadas en el pedestal del monumento, proporcionando tres segmentos de iluminación que varían de color.

La Epmmop dijo que para este año se cambiaron las estructuras metálicas que dan forma a las figuras de los reyes magos y San José desde sus cimientos, porque las anteriores estaban desgastadas y ya cumplieron su tiempo de vida útil.

Operativo de seguridad

También se implementó un operativo especial para precautelar la seguridad de los visitantes. El subteniente Julio Morales, jefe del Subcircuito El Panecillo 5, informó que 70 uniformados se encargarán de patrullar la cima. Se dispuso que un patrullero permanezca allí durante el día y la noche para vigilar.

Los comerciantes que tienen sus negocios en este tradicional destino turístico también se han organizado para garantizar la seguridad en el sector. Oswaldo Cuyo, presidente de la Asociación de Pintores, Artesanos y Danzas de El Panecillo, invitó a los turistas y vecinos que visiten el sitio.

El pesebre luminoso atrae un promedio de 3 000 visitantes semanales durante las noches.

Fabián Maldonado representa a la Unión de Artesanos de la Cima de El Panecillo. Señala que la Policía les ha asesorado sobre cómo actuar ante hechos delictivos, así como en prevención. También contrataron un guardia que apoya en la seguridad.

Amparo Erazo, presidenta del patio de comidas Shungoloma, indicó que los visitantes pueden sentirse seguros. “Aquí habrá bastante patrullaje policial”.

El pesebre que se instala cerca de la Virgen que corona El Panecillo, cuya escultura fue creada en 1975, se ubica a 3 000 msnm y, por el tamaño de sus figuras, es considerado el pesebre más alto del mundo. Se lo puede divisar desde varios sectores de la ciudad, por eso es un atractivo turístico más de Quito.

Otros sitios de la ciudad que contarán con iluminación en este año son el bulevar de la Naciones Unidas, la avenida Ajaví, el túnel de San Juan, el redondel del mercado Mayorista y la Plaza de la Bienvenida en el parque Bicentenario.

Fuente: El Comercio – Nota original: LINK