Compartir

El cuarto ciclo de la fase pública de los diálogos de paz entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Gobierno de Colombia inició este miércoles en la casa de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador en Cashapamba, en la localidad de Sangolquí ubicada en las afueras de Quito.

Agencia Andes

El delegado por este país anfitrión y garante, Juan Meriguet, resaltó los avances alcanzados en esta negociación y saludó la presencia de los representantes de los demás países garantes de Brasil, Chile, Cuba, Noruega y Venezuela.

Además, ratificó el interés del gobierno del presidente Lenín Moreno, y de la canciller María Fernanda Espinosa y el pueblo ecuatoriano, de continuar prestando todo el apoyo y la solidaridad que Colombia demanda para lograr la paz completa.

Meriguet, según citó la Cancillería, destacó los avances alcanzados al finalizar el ciclo precedente, como es el establecimiento de un cese bilateral y temporal del fuego, alcanzado entre las partes beligerantes previo a la visita del papa Francisco a ese país, aunque empezó a regir el 1 de octubre y estará en vigor hasta el 9 de enero.

En ese orden mencionó que el establecimiento de un mecanismo de verificación del acuerdo de cese al fuego que permitió el viaje por primera vez de los delegados del ELN a Bogotá para trabajar junto al Gobierno de Colombia, con apoyo de la ONU y de la Iglesia Católica.

“Éxito de la operación de pedagogía para el cese al fuego que permitió la creación de un ambiente de confianza entre ambas partes y el desplazamiento de representantes tanto del ELN como del Gobierno colombiano, en compañía de los representantes de los países garantes y la Cruz Roja Internacional, a siete regiones de Colombia”, confirmó.

Lea: Ecuador, amante de la paz y amigo de Colombia

Precisó que las audiencias preparatorias de ‘Participación de la sociedad’ se llevarán a cabo en Colombia y ello permitirá la participación de víctimas del conflicto, familiares, los desplazados de guerra y demás protagonistas del proceso.

Otro de los pasos fue la reunión sostenida el fin de semana pasado en Ciudad Alfaro, en el cantón Montecristi de la provincia de Manabí, entre el Gobierno de Colombia, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) y el ELN, bajo la protección y auspicio del Ecuador.

La víspera, como resultado de esa reunión, se informó que ambas fuerzas acordaron un mecanismo conjunto para dar seguimiento a los acuerdos para alcanzar la paz completa en Colombia.

Según estimados, el conflicto armado de Colombia, considerado el segundo país más desigual del continente, ha causado en más de 50 años unos 300,000 muertos, 45.000 desaparecidos y casi siete millones de desplazados de sus lugares de origen y su paz definitiva es anhelada en este hemisferio. Además, expulsó a Ecuador al  menos unos  60.000 refugiados.

Fuente: Agencia Andes