Las empresas esmeraldeñas Vladmau Construcciones S. A. y Profesionales en Mantenimiento Industrial (Promanti), investigadas por corrupción en el tema de Odebrecht, acaban de recibir nuevos contratos en la Refinería de Esmeraldas, otorgados por EP Petroecuador, por $ 3,6 millones.

Estados Unidos señala a Petroecuador en una red de sobornos - Twitter

El tema fue denunciado en el portal periodístico La Fuente. Diario El Universo recibió confirmación de EP Petroecuador de que ambas empresas fueron contratadas, pese a los problemas judiciales que tienen.

De acuerdo con documentos publicados por La Fuente, a Vladmau se le entregó un contrato para reparar el refractario en equipos de la sección cracking catalítico de la unidad FCC de la REE, por $ 1,5 millones.

Mientras, a Promanti se le adjudicaron dos obras el 21 de enero de 2019. Estas son la reparación mecánica del horno V-H1, por $ 1,2 millones, y para el mantenimiento y reparación de equipos y sistemas de las unidades de crudo, vacío y visbreaking 1 de la REE, por un monto de $ 941.581.

Los trabajos contratados se realizarían durante el paro programado de marzo de 2019.

Los contratos se celebraron como parte de los trabajos que se deben efectuar tras las fallas que presenta la Refinería, dentro del proceso fallido de repotenciación, que le costó al país unos $ 2.300 millones.

Este Diario conoció además que el Consorcio WWE, conformado por tres empresas, Legadoil, Vladmau y Promanti, recibió millonarios contratos dentro del proceso de Repotenciación y Programa de Sostenimiento de la Refinería.

Entre tanto, en el caso de lavado de activos relacionado con Odebrecht, la empresa Vladmau fue allanada y en una de sus oficinas en Esmeraldas se encontró a un empleado quemando documentos; pocos fueron recuperados. La Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE) también reportó al Consorcio al haber participado en movimientos transaccionales relacionados con empresas del exgerente de la Refinería Álex Bravo.

En el proceso judicial por asociación ilícita de Odebrecht, el representante de Vladmau, Vladimir Sper, reconoció que se entregaron dineros a Ramiro Carrillo, exgerente de Transporte de Petroecuador, condenado por este delito, y él facturó por servicios que nunca existieron. Los representantes de Vladmau y Promanti resultaron sobreseídos en el caso de lavado de activos.

De acuerdo con el informe de auditoría de Tecnatom avalado por PNUD, el consorcio WWE recibió contratos por 18,1 millones en el Plan de Sostenimiento de Plantas. Mientras que Promanti recibió contratos por $ 21,9 millones dentro del programa de Sostenimiento. 

Diario El Universo buscó a los representantes de ambas empresas para conocer sus criterios, pero no contestaron. Además, Petroecuador se comprometió a dar su versión del tema, pero hasta el cierre de esta edición la respuesta no llegó. 

Fuente: El Universo- Nota original: LINK