Ecuador, un país que hasta hace una década atrás era deficitario en energía, empieza a dar un giro histórico al confirmarse la exportación a Colombia de cerca de 7 gigavatios hora ante la crisis energética provocada por el cierre de la represa de Guatapé y las restricciones de generación hidroeléctrica derivadas del fenómeno El Niño.

Esta exportación significará ingresos para Ecuador por alrededor de 200 millones de dólares al año, informó a ANDES el ministro coordinador de Sectores Estratégicos, Walter Poveda, durante la primera prueba de carga y descarga del tramo del poliducto Pascuales-Cuenca, que permitirá abastecer de combustibles al sur del país.

El ministro de Minas y Energía de Colombia, Tomás González anunció el jueves que se comprarán cerca de 7 gigavatios hora (GWh) diarios a Ecuador con el fin de suplir la demanda suministrada por algunos de los principales embalses y centrales hidroeléctricas.

El ministro Poveda confirmó que González estuvo en días pasados en Ecuador “definiendo los acuerdos finales para incrementar y hacer de forma planificada la compra de energía (…) ya es una realidad la exportación ¿y eso qué significa? Vamos a tener ingresos entre 100 y 200 millones de dólares al año por exportación de electricidad”, destacó el ministro Poveda.

Añadió que la demanda de energía por parte de Colombia es de unos 300 megavatios.

En el gobierno del presidente ecuatoriano Rafael Correa, se emprendió en la construcción de ocho hidroeléctricas con lo que dio el paso de ser un país deficitario en generación eléctrica a convertirse en un exportador de energía limpia, lo que el Ejecutivo denomina “el cambio de la matriz energética”.

“(La exportación a Colombia) es una noticia muy positiva, importante, y demuestra que seguimos trabajando, seguimos avanzando, a pesar de mucha críticas que se reciben día a día, esta es una demostración que todo lo que hemos ofrecido es una realidad”, subrayó el ministro.

En esa misma línea, el vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, destacó el paso histórico que significa este hecho que es una evidencia del cambio de la matriz productiva.

“Cómo cambia la historia, antes en gobiernos anteriores comprábamos hasta mil millones de dólares en energía; ahora el Ecuador comienza a ser un exportador (…) Esa es la integración energética, para eso estamos, para trabajar como hermanos y eso ya es un cambio de matriz productiva: Ecuador exportador de servicios”, dijo el dignatario.

El ministro de Minas y Energía de Colombia anunció el jueves que se va a importar energía desde Ecuador y sostuvo que esto se podía realizar “fruto de todo el trabajo de integración energética regulatoria, operativa y comercial en la que hemos venido trabajando”.

La capacidad de generación eléctrica en Colombia se vio afectada por un incendio producido por un cortocircuito el pasado 15 de febrero en la central hidroeléctrica de Guatapé, perteneciente a Empresas Públicas de Medellín (EPM).

El fuego dañó también la generación de las centrales hidroeléctricas de Playas y San Carlos. Entre las tres, generaban 15 gigavatios por hora.

Por su parte, el Ministerio de Electricidad de Ecuador indicó que la línea de interconexión eléctrica entre ambos países de 230.000 voltios y 500 MW de capacidad, que en el pasado permitió al Ecuador suplir con importaciones la carencia de energía producto de un largo período de abandono del sector eléctrico, a partir de la presente semana será la vía a través de la cual la energía producida en el Ecuador será transmitida a Colombia, gracias a lo cual el vecino país podrá incrementar.