Pablo Guerrero, abogado de Alecksey Mosquera, anunció este jueves 1 de marzo del 2018 que el exministro de Electricidad del régimen de Rafael Correa se declarará culpable del delito de lavado de activos. "Por hombría de bien, acogemos parcialmente la teoría del caso (la acusación de la Fiscalía)", dijo el jurista.

Shutterstock

Según Guerrero, el exministro se disculpará públicamente una vez que se declare “autor confeso”. Sin embargo, no aceptará los montos que señala la Fiscalía y aseguró que el delito lo cometió (en el 2008) antes de la vigencia del Código Orgánico Integral Penal (agosto del 2014).

El defensor dijo que la norma vigente a la fecha del delito era la Ley para Erradicar el Lavado de Activos, que tiene penas más bajas que la actual legislación penal.

La Fiscalía acusa a Mosquera de haber supuestamente recibido un millón de dólares de Odebrecht a través de la ‘offshore’ Klienfeld, usada por el departamento de sobornos de la constructora. Este dinero, según el fiscal Carlos Baca coincidió con el cronograma de desembolsos de Hidrotoapi a la constructora brasileña por la Hidroeléctrica Toachi-Pilaton.

En este caso también están siendo juzgados el padre del exfuncionario, Antonio Mosquera y su tío político, Marcelo Endara. La defensa de Mosquera padre anunció que su cliente es encubridor porque desconocía el origen ilegal del dinero y “solo confió en su hijo”. En cambio, la defensa de Endara dijo que demostrará que él fue engañado por Mosquera y que firmó papeles sin saber para qué finalmente se los usaría.

Fuente: El Comercio