Compartir

Fernando Villavicencio regresó al país para denunciar supuesta corrupción en el comercio internacional de crudo.

El Telégrafo

El activista político Fernando Villavicencio demandará por presunto peculado en la comercialización internacional de petróleo a largo plazo con China y Tailandia a diez exfuncionarios del anterior régimen, entre ellos el expresidente Rafael Correa y el actual vicepresidente Jorge Glas.

Villavicencio permaneció por más de seis meses en Lima esperando respuesta a su solicitud de asilo político, al haber sido pedida su prisión preventiva dentro de la investigación por el delito de divulgación de información reservada, medida que fue sustituida por el uso de un dispositivo electrónico.

De manera sorpresiva se presentó ayer a una convocatoria del Colegio de Abogados de Pichincha y habló de su denuncia. “Mi decisión de estar aquí es una decisión de vida. Vengo porque me siento libre”, expresó Villavicencio.

Fuente: El Universo