La Fiscalía abrió un proceso interno. El objetivo es investigar una supuesta negligencia de funcionarios de esa Institución, quienes no habrían receptado la denuncia por la violación en contra de un niño venezolano de tres años.

La madre del niño afirmó que fue víctima de xenofobia por parte de los funcionarios de la institución. Créditos: Redes sociales.

La Fiscalía abrió un proceso interno. El objetivo es investigar una supuesta negligencia de funcionarios de esa Institución, quienes no habrían receptado la denuncia por la violación en contra de un niño venezolano de tres años.

El hecho habría ocurrido en la parroquia Amaguaña, en Quito. “Se dispuso un control jurídico para observar que el debido proceso se cumpla y que se identifique a los servidores públicos que no habrían brindado atención de forma oportuna”, señala un boletín de Fiscalía, este jueves 13 de febrero.

En el comunicado también se detalla que luego de conocer la supuesta negligencia se “procedió a receptar la denuncia a través de la Unidad de Flagrancias y se abrió una investigación por el delito de violación”.

Además, se estableció una coordinación interinstitucional con el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Defensoría Pública para garantizar un adecuado acceso a la justicia para la víctima y su familia.

La madre del niño señaló que fue víctima de xenofobia cuando intentó poner la denuncia. Para atenderla, le habrían pedido que presente una visa humanitaria. Al no tenerla, los funcionarios le habrían negado el acceso a la justicia.

Fuente: El Comercio- Nota Original: LINK