Compartir

La secretaria ejecutiva de Alianza País (AP) y legisladora oficialista, Gabriela Rivadeneira, afirmó este 12 de julio del 2017 que la preocupación en el interior del movimiento “está vigente”. Esto en referencia a las reuniones sostenidas por el presidente de la República, Lenín Moreno, con actores políticos del país.

El Telégrafo

En una entrevista radial, la directiva de AP refirió que les preocupa que figuras de la oposición tomen al diálogo nacional como plataforma política. También dijo que hay malestar por el supuesto pacto entre el actual Gobierno y el bucaramato.

“Nosotros hemos sido claros en decir realmente que no hemos visto estratégico ni táctico el tema de un acercamiento con este sector de la vieja política tradicional (…) hemos sido muy tácitos en esto, por supuesto mientras no se aclare esta situación hay un malestar y hay una situación muy incómoda al interior del movimiento”, advirtió.

Rivadeneira aseguró que la hoja de ruta del movimiento, además de cumplir con la Constitución, será consagrar el plan de Gobierno que ganó el pasado 2 de abril. “Nosotros ganamos en las urnas, reafirmando un proyecto que combate esos episodios de violencia, esos personajes que ahora quieren aprovechar el diálogo para hacer su propia plataforma política”, anotó.

La asambleísta señaló que apuestan por un diálogo con sectores como los comerciantes, por quienes aún no tienen vivienda, sectores populares. “Ese es un diálogo verdadero, es un diálogo que construye la revolución ciudadana más allá de sentarse para la fotografía con ciertos sectores políticos”.

Recordó que aprueban las conversaciones con los representantes de gobiernos locales como prefectos, alcaldes y juntas parroquiales.

“Estamos a la espera de saber cuáles son las puntualizaciones que se hacen con este tipo de diálogos. He sido muy clara en mi observación sobre el bucaramato y sobre la relación con la excandidata presidencial socialcristiana en algo tan delicado y sensible como es la problemática de las drogas”.

En ese último punto acotó que eliminar la tabla de consumo no es la solución, sino que más bien profundizaría el problema. “Parece que son medidas superficiales”.

Sobre la reunión de Moreno con legisladores de AP, la tarde y noche del 11 de julio, comentó que se planteó la necesidad de que el frente económico de la gestión gubernamental indique cuándo va a presentar a la Asamblea la proforma presupuestaria.

Fuente: El Comercio