Compartir

Grecia comenzará este fin de semana a enterrar a las víctimas de unos devastadores incendios forestales cerca de Atenas que han dejado al menos 88 víctimas mortales y han originado numerosas críticas al Gobierno por su gestión del desastre.

EFE

El primer ministro Alexis Tsipras asumió el viernes la responsabilidad política por la tragedia, que ha llevado a los líderes de la oposición a acusar al gobierno de no proteger adecuadamente las vidas de la población.

El domingo, tres miembros de la misma familia serán sepultados en el primer funeral conocido desde que comenzó el incendio el lunes en la localidad costera de Mati, 30 kilómetros al este de la capital griega, Atenas.

“Daremos nuestro último adiós a nuestros muy queridos Grigoris, Evita y Andreas… víctimas trágicas en Mati”, dijo la familia Fytrou en un comunicado publicado por la Agencia de Noticias de Atenas, pidiendo a los medios que no asistan.

Se ha confirmado la muerte de dos niñas gemelas desaparecidas, Sofia y Vasiliki Filippopoulou, cuyas imágenes han aparecido en medios internacionales, incluido el periódico The Times, informó el sábado la cadena ​​estatal ERT.

Las pruebas de ADN mostraron que la pareja, cuya desaparición mantenía en vilo al país, y sus abuelos habían muerto en el incendio de Mati. El auto incendiado de su abuelo estaba ubicado en el exterior de un terreno donde murieron 26 personas, y algunos de los cuerpos de los fallecidos se encontraron abrazados, según ERT.