Con 131 votos, la noche del martes 12 de octubre, fue destituida la segunda vicepresidenta del Legislativo, Bella Jiménez, por gestionar cargos públicos a cambio de dinero. Durante su intervención, Jiménez denunció acciones antiéticas por parte de otros legisladores de la Izquierda Democrática (ID).

Créditos: El Universo

En Notimundo Estelar, Guillermo Herrera, presidente de la Izquierda Democrática, calificó a la destitución de Bella Jiménez, como un proceso “doloroso pero necesario“. Según Herrera, la legisladora habría podido tener un “gran futuro” político, pero eligió el camino “incorrecto”, el cual “a veces” ha sido normal en la Asamblea. Como presidente del partido, Herrera indicó que de ahora en adelante, la ID elegirá con más minuciosidad a sus candidatos e integrantes para impulsar la transparencia.

Antes de abandonar la Asamblea, Jiménez denunció a otros legisladores de la Izquierda Democrática que habrían cometido supuestos actos de corrupción. Ante las aseveraciones de la ex asambleísta, Herrera señaló, “la palabra de la Sra. Jiménez carece de credibilidad y de prestigio“. Además aseguró que en caso de que se deban seguir otros procesos en el Comité de Ética de su organización política, se lo hará con objetividad y transparencia.

Para Herrera, no es garantía de buen comportamiento que los asambleístas cuenten con una larga trayectoria política. “Eckner Recalde lleva muchos años de militancia, llegó a la Asamblea e incurrió en pedir donaciones a sus colaboradores“, ejemplificó. Herrera manifestó que educar a los legisladores e integrantes de los partidos, sobre el servicio y la transparencia, es lo que asegurará una conducta ética. También anunció haber firmado convenios con instituciones internacionales para establecer un mecanismo de selección de candidatos que logre ofrecer “los mejores cuadros” a la ciudadanía.

 

Mira la entrevista completa: